La responsabilidad de ser root

Llevo mucho tiempo diciendo al administrador de sistemas de mi empresa (¡hola Master!) que no es un buen hábito que los usuarios de los sistemas linux (unix por extensión) entren al sistema como root sin necesidad.
Existen alternativas, como usar sudo o una buena política de grupos y permisos y está claro que es un tema de costumbres.
Pero es que no somos conscientes de lo que podemos llegar a hacer.
El otro día mientras copiaba unas películas a mi disco externo (con el que ya he tenido algún que otro problema), obtuve unos errores de inconsistencias en la FAT con lo que ubuntu lo montó como sólo lectura. Cuando iba a intentar arreglar los errores (y debido a que estaba totalmente despistado) cometí el error de usar el comando mkfs en lugar del fsck.
¿Pero como puede pasar eso? pues sí que pasa.
¿El resultado?: 380Gb de películas (todos ellos obtenidos por medios legales por supuesto, la duda ofende) volatilizadas en menos de 1 minuto.
Cuando dejé de reírme comencé a buscar soluciones…
Esta claro que en Windows eso no hubiera pasado (porque habría visto que me aparecía la ventana de format y me habría pedido confirmación.
En Linux (en UNIX), el usuario root no pide confirmación de nada. Se sobreentiende que sabe lo que hace, algo a lo que los eternos aprendices nunca llegamos.

Leave a Reply